Latidos, alma y versos…

Estándar

hands

Latidos. Uno tras otro, se develan en la soledad tan conocida para mí.

Murmullos de antiguos pesares surgen de la turbulenta desdicha.

Con una fuerza infinita, se derrumban las inseguridades.

 

Alma. En ella se repite un anhelo que no deja de crecer.

¿Debo alejarte de mí?

No quiero.

¿Debo olvidarme de vos?

No puedo.

 

Los imposibles carecen de importancia en este peregrinaje.

El sentimiento es inalcanzable, apenas perceptible en la oscuridad.

Pero está ahí.

Luchando contra el caos de los pensamientos; de la razón que todo lo frena.

 

Versos.  Aquellos que desbordan irrefrenables y se disipan a lo lejos.

La calle está fría, los sueños un poco rotos.

Y aún así, con los nervios destrozándome por dentro.

Tomo tu mano y lo digo.

 

Te amo.

Te amo con latidos, alma y versos.

Te amo para siempre.