Sombra

Estándar

WOMAN

Vislumbré un jardín en el que deseaba quedarme para siempre.
Simplemente suspendida.
Adormecida en los vaivenes de la vida silvestre.
Entonces supe que lo había hallado.
Y en medio de la oscuridad cotidiana, llamé al viento.

Silencio.
Ecos vacíos de respuestas.

Comprendí, a mi pesar, que el ocaso de su voz ya no me pertenecía.
Distinguí en la soledad de la razón el secreto de mis miedos más profundos.
Alternativas y un dejo de existencia que se resquebraja.
El vuelo de una mariposa frágil, que va al bosque a morir.

Dulces las amarguras de la inconsciencia perdida.
Rota la noche eterna de tanto quererla;
y una luna que se esconde, que se aleja.
Desmoronamiento del mundo interior.

Soy sólo una sombra que vive de ilusiones.
Sumisa. Pequeña.
A la espera de todo aquello que pudo haber sido.
De todo aquello que amé.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s